miércoles, 4 de febrero de 2009

Dejemos que el amor fluya


Alguna vez habeis podido contemplar un jugoso y dulce corazón?
Seguro que sí, yo incluso he robado uno y lo tengo guardado para mí. Aunque es muy difícil que alguien te ceda el suyo voluntariamente.
Yo, por si acaso, lo guardo con recelo, y aunque es dulce como una manzana, no es necesario hincarle el diente, aunque mentiría si os digo que a veces desearía comérmelo.

Bueno, pues aquí os dejo estos broches, también ideales para San Valentín.
Para consultas, ladelu_accesorios@yahoo.es

2 comentarios:

Ana dijo...

Son maravillosos, me encanta. Te mando un mail y hablamos. Quiero uno ya!

Natalia dijo...

Son preciosos, y los de más abajo, y el buho y los muffins...jooo.
Mándame un correo ¿que anillo quieres?